Comedores escolares

Comedores escolares. Una comida diaria en la escuela cuesta 30 céntimos.
Disfrutando del menú del comedor escolar de La Florida

Disfrutando del menú del comedor escolar de La Florida

Los niños de la sierra de los Andes viven en situación de pobreza extrema. Aún así, se esfuerzan en progresar y cada día caminan entre una y dos horas para llegar a la escuela. Muchos apenas desayunan y llegan cansados y hambrientos, lo que dificulta su aprendizaje.

Para paliar esta situación, Aulas Abiertas provee de alimentos a seis escuelas y llega, en este momento, a más de 800 niños.

Los alimentos que se consumen en nuestros comedores escolares son los propios de la zona y temporada. las compras se realizan en los mercados locales lo que, además de ahorro, supone una contribución a la economía local.

Los papás de los niños colaboran aportando productos de sus “chacras”, pequeños huertos que algunas familias tienen en su casa. suelen cultivar patatas (papas), maíz, etc.

Nuestra principal aportación al menú diario es la carne, el pescado, los huevos y el pollo ya que los padres no pueden permitirse adquirirlos.

La comida suele servirse en las propias aulas y las mamás y los papás se turnan para cocinarla y servirla.

Dar de comer a un niño durante todo un mes solo cuesta 8 euros.

Comedores escolares