profileimage

Un plato de comida en la escuela

Los comedores escolares proporcionan una comida diaria a los niños en las escuelas. De esta manera, crecen adecuadamente y pueden seguir sus estudios con normalidad.

Un plato de comida hace una gran diferencia para estos niños. La mayoría vive en situación de extrema pobreza y sus familias no les pueden proporcionar estos alimentos. Las pequeñas poblaciones en las que viven están repartidas por la sierra de los Andes y no siempre están cerca de la escuela. Muchos niños caminan una o dos horas para llegar a clase y luego deshacen el camino para volver a casa. En ocasiones llegan incluso sin desayunar.

Desde que iniciamos este proyecto hemos constatado una mejoría en el estado de salud de estos pequeños, así como una mejora en el rendimiento escolar. Los niños están más felices, más activos, y tanto sus padres como sus profesores están muy agradecidos.

Tú puedes ayudar

Pescado, carne, fruta, verdura… un plato al día sólo cuesta 30 céntimos. ¿A qué podríamos renunciar en nuestro día que costara tan poco? Ni siquiera un café. Así que si puedes donarles esos 30 céntimos al día para que un niño coma un plato caliente, te lo agradecerán.