Por un puñado de soles: trabajo infantil en Perú

En Perú hay actualmente casi tres millones de niños entre 5 y 17 años que trabajan, lo que supone un 42% de la población infantil y Cajamarca es la región donde hay un mayor número de niños trabajadores, llegando hasta el 70%.

La mayoría de estos niños trabajan en el campo y en oficios peligrosos como la minería que muchas veces impiden el acceso a la escuela y  ponen en peligro su salud y su seguridad.

Entre los motivos  que explican el alto porcentaje de trabajo infantil, la pobreza es el más  importante ya que aproximadamente el 40% de los peruanos vive en situación de  pobreza o pobreza extrema.

Entre nuestros alumnos hay niños que se levantan a las 4 de la madrugada para trabajar como carretilleros en el mercado desde las 5 hasta las 8, hora de entrada en la escuela. Hay alguno que transporta ganado desde Cajamarca hasta Chiclayo, unas cinco horas en camión, y falta a clase todos los lunes y martes. También hay niños y niñas que se dedican al trabajo doméstico, lavan ropa en el río, trabajan en restaurantes haciendo limpieza, trapeando como ellos dicen…

Algunos han trabajado desde tan pequeños, cinco o seis años, que no reconocen el trabajo como tal y, cuando se les preguntan si realizan algún tipo de trabajo, responden que no.

Otros contestan que no mucho, que sólo trabajan los sábados y domingos diez o doce horas diarias a cambio de 12 soles, el equivalente a 3 euros y lo consideran justo.

Nuestros niños lo son sólo porque tienen cinco, siete, doce años, pero su vida es la de adultos con muchas dificultades.

Yo deseo que poco a poco seamos capaces de ayudarlos para que vivan su infancia como cualquier niño español y estoy segura de que juntos vamos a conseguirlo.


No Replies to "Por un puñado de soles: trabajo infantil en Perú"


    ¿Quieres comentar algo?

    Some html is OK